Lo dijo: Rafael Narbona”El siglo XXI se acerca los cuadros de explotación y desamparo del siglo XIX, pero con unas masas desprovistas de conciencia política y espíritu de lucha”


El capitalismo está recuperando su rostro más inmundo, transformando al ser humano una vez más en simple mercancía, pero con una nueva peculiaridad: ya no son necesarias grandes masas de trabajadores para garantizar la producción y el beneficio. Ahora, sencillamente, sobran millones de personas, que serán expulsadas de sus hogares y obligadas a desplazarse, la mayoría de las veces hacia países que les repudiarán como indeseables. El fin no justifica los medios, pero el fin ya lo ha establecido el mercado de capitales: una política de austeridad que exacerba las diferencias sociales, creando grandes bolsas de exclusión; una reforma laboral que ha destruido el poder sindical y ha dejado al trabajador desarmado frente al empresario; una concentración de riqueza en grandes bancos y empresas trasnacionales que ha mermado aún más la soberanía popular; una sanidad privatizada y elitista; una educación pública raquítica, sin otro objetivo que crear nuevas generaciones de asalariados obedientes y parados resignados. El siglo XXI se acerca los cuadros de explotación y desamparo del siglo XIX, pero con unas masas desprovistas de conciencia política y espíritu de lucha. Si este es el fin que pretenden imponer los grandes mercados de capitales, los medios sólo pueden ser el último recurso de los que no se resignan a vivir pisoteados. Nadie escoge la violencia, pero la violencia surge como una oleada incontenible cuando prospera la injusticia y nadie escucha a los que anhelan legítimamente un futuro con libertad y dignidad. La resistencia no es violencia, sino la respuesta de los pueblos aplastados por el terrorismo de Estado y los abusos de los gigantes financieros. Las revoluciones no son quimeras irrealizables, sino la única esperanza de los hambrientos, menospreciados y desheredados.

Lo dijo: Rafael Narbona

Un comentario en “Lo dijo: Rafael Narbona”El siglo XXI se acerca los cuadros de explotación y desamparo del siglo XIX, pero con unas masas desprovistas de conciencia política y espíritu de lucha”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s