La NSA y múltiples medios de comunicación confunde el humor negro de Angelillo de Uixó’ con terrorismo.


La NSA y múltiples “supuestos” medios de comunicación confunde el humor negro de Angelillo de Uixó’ con terrorismo.

Y digo confunde por no pensar que directamente estamos ante un linchamiento de los medios ABC – La Razón – ElPais – CadenaSer – ElMundo – elMediterráneo – Levante – LasProvincias –LaInformación –ElPeriódico-com – InfoPolicial – LaPlanaAlDía  que necesitan alimentarse y escupirnos de noticias incluso sin contrastar absolutamente nada y el resultado es:

1º  le detienen por ser un admirador de Bin Laden que amenazó con una masacre en Vall d´Uixó.

2º  La noticia se expande en los medios y ninguno de ellos la contrasta.

Por que pasa esto?

La NSA que todo lo olfatea y lo analiza buscando indicios de amenazas en la red encuentra uno de los  blogs que titula “Blog literario- narrativo, de sapiencia teosófica y de performances de Angelillo de Uixó en su cruzada contra la demagogia, la mentira, la calumnia, la intolerancia, y las tiranías democráticas de las mayorías socio-políticas que oprimen el alma-masa del batueco de barrio.“de el humorista  Angelillo de Uixó’  y lo marcan como una amenaza y acto seguido envían la orden de detención a las fuerzas de seguridad y proceden a su detención. La historia que viene después ya es el colmo de lo absurdo, nadie quiere negar el error, con lo cual  Angelillo de Uixó’ al final es acusado de…

Tras descartarse la vinculación de este hombre con grupos terroristas o radicales, la juez de Nules le imputó un delito de amenazas y una falta de maltrato animal”.

Cuando lo que hace  Angelillo de Uixó’  es precisamente dar cobijo a perros abandonados… el colmo !

Aparate de esta contradicción judicial ninguno de los medios de comunicación se ha desdicho de las acusaciones que han vertido sobre Angelillo de Uixó’, al menos de momento.

La que más vergüenza ajena produce es la insoportable entrevista que hacen a Angelillo de Uixó en Antena3  el desagradable comportamiento de los presentadores y tertulianos, mientras Ángel mantiene la compostura . Secundo especialmente su intervención final, antes de que el chuleras del presentador le corte.

Estamos ante un circo mediático que modela y acondiciona los pensamientos del ser humano, para que piensen como el poder quiere, no…. el poder no es el estado son las corporaciones.

Les dejo con el ultimo post de su blog y comprenderán. (si quieren)

————————————————————————————————————————–

 

Fama, de Angelillo de Uixó.
¿Acaso no se cubren de fama los asesinos, los psicópatas? ¿No sentimos una profunda admiración por aquellos que quitan vidas? La vida ¿no es acaso una consecuencia de la muerte?- Un ser decadente, con dos grandes ojos de vaca, cabeza de foca, bigotes de morsa, acostumbrado a asesinar con las palabras contempla con asco y repugnancia su propia imagen que aparece frente a él en el espejo publico de los lavabos de un estudio de televisión. Acaba de terminar de orinar tras beber tres whisky y hacerse dos rallas de cocaína para relajarse una vez ha finalizado el programa. Hace la señal del PP sobre el polvo del espejo y añade: sangre.
En el cuarto de baño le habla a una periodista becaria pobre y resentida con la sociedad. La becaria piensa que hay que exterminar a la humanidad, sobre todo a los ricos. Sus motivos, unos dirán que lógicos, otros que ideológicos. Gana menos de 400 euros al mes escribiendo durante 12 horas diarias artículos y haciendo vídeos estúpidos sobre puteros, drogadictos, macarras, y perturbados mentales, que cuelga en un programa asqueroso para pervertidos y débiles mentales de una cadena asquerosa llamada Antena tres y un cuarto. El programa va mal, la gente está cansada de la violencia, de los locos, tras dosis masivas y monótonas de ultraviolencia, montajes, disparates, y engaños que solo sirven al poder para domesticar al pueblo, algo así cómo el tratamiento de ultraviolencia de la naranja mecánica.
-¿EH?- pregunta la becaria ante las preguntas. La becaria, Cristinita, es una chica joven, delgada, coqueta, con algo de anorexia nerviosa que también está medio borracha. Ha intentado mear en la pila de caballeros pero no le ha salido el pis. Se sube las bragas y se limpia las manos. Cómo es natural en una mujer cuando tropieza con un espejo, se mira.
El director percibe un soplo de aire dentro de sus pantalones, nota que se ha dejado media cremallera por subirse. Con pereza y tras exclamar un “joder”, se la termina de subir. Mira con ojos de cerdo a la vulnerable becaria que siente temor ante esa mirada. La chica se pregunta ¿qué haré, qué haré? La mirada del director es una mirada de alguien vacío, lleno de amargura, que nunca ha conocido el amor, ni la verdad.
-Te preguntaba tu opinión sobre el hecho de que vivimos de la muerte- hay algo de sadismo, sarcasmo e ironía en sus puercas palabras. La becaria que es medio imbécil reflexiona de forma lenta, normal de otra parte en una imbécil.
-Se refiere jefe cómo cuando me como un pollo.
-¿EH?- pregunta el director que ya ha olvidado la pregunta que había hecho.
  • Si amo- le conduce con la expresión de su rostro hacia la pregunta. El director hace cómo que recuerda. Ella habla con los ojos muy abiertos- cuando me como un pollo de la tienda de mi barrio me alimento de muerte. Y muerte vieja amo, casi carroña, pues lleva ya más una semana dando el cadáver de pollo vueltas por supermercados de media España sin que nadie lo compre, hasta que llega a la tienda del chino de mi barrio de oferta con una coca cola, y el cadáver carece de ala o muslo, seguro alguien habrá guisado.
  • A eso mismo me refería Cristinita. Oh, oh, oh, vivir de la muerte. Se queda el director pensando con la boca muy abierta.
  • ¿Habrá aumento de sueldo? Aunque sea el mínimo interprofesional- la chica cruza las manos y hace mueca de suplica.
El director gira de forma negativa la cabeza, ella desjunta las manos, y él pregunta:
  • ¿Cómo van las audiencias en agosto?
La doncella cierra el puño y baja el pulgar hasta la altura de su ombligo.
-Vaya, vaya, vaya- reflexiona el director.
  • Crearemos un asesino, alguien que la gente admire y subirán las audiencia- levanta las rucas al cielo y las deja caer a su porcina pancha emitiendo aplausos estomacales y un par eructos.
  • Jefe. Siempre hacemos eso- pone desengañada de seguir trabajando dentro de dos meses cara de estúpida o becaria la becaria.
  • Jaaaaaaaaaaa-ríe el director de informativos. Es lo que la gente quiere, no vamos a hablar de política que es comprometido y complicado- responde sarcástico el baboso director dándole una palmada en el culo. No le mira directamente, no lo hace nunca, siempre mira a través de un espejo público. Contemplan el rostro de asco de Cristinita a través del espejo público. Traga la becaria saliva, pues el trabajo, OH hermanos de etnia hispana, escasea.
Contempla obsesivo el espejo público el director. Apoya sus sonrosadas manos ante la pila. Abre el grifo que chilla. El agua corre entre sus dedos, cae al fondo, y forma un pequeño torbellino en el desagüe, luego desaparece cómo la gente cuando muere.
-Una vez viaje a la india ¿sabes Cristinita? Yo era joven y ambicioso, cómo tú. Era becario para el programa documentos terrestres- su rostro se contrae ante un recuerdo que le produce un tremendo dolor. Gime con cara de sapo verde:
UHHHHHHH; UHHHHHHH y balbucea a continuación. OHHHHHH; OHHHHHHHHH.
– Estaba en el barrio rojo de Calcuta, Cristinita, ¿te suena el nombre del barrio?
La becaria que es imbécil por naturaleza hace gesto negativo con la cabeza y lanza un suspiro de aburrimiento.
Había sido enviado a cubrir la noticia de un ritual que pese a las prohibiciones del gobierno Indio se sigue realizando. Sacrificar a un niño puto al Dios Bogo. La deidad más terrible de la India, la que proporciona la fama. La fama va siempre unida a la muerte cómo sabes Cristinita.
Cristinita frente al espejo hace gesto afirmativo con la cabeza.
-Deambule buscando el ritual del dios Bogo ¿sabes?
-Imagino jefe, imagino- responde la becaria mirando al espejo publico. ¿Y tuvo suerte? Pregunta indiferente mientras el director se sumerge en sus recuerdos. Suda cómo un cerdito ante el cuchillo, y lanza unos nostálgicos gruñiditos que no desentonan con un tertuliano que acaba de entrar para cagar y hace ruido al hacerlo:
UGGGGG; UNGGGGGG; UNGGGGGG- gruñe el director.
El tertuliano al instante se va.
Se gira el director ante Cristinita. La agarra de la mano mientras ella hace una cara extraña.
-No, no encontré seguidores del Dios Bogo. Allí solo hay desgraciados ateos. ¿Quién puede creer que existe Dios en países cómo la India o España Cristinita? Nadie Cristinita, nadie puede creer en Dios. Dios es un cadáver.
-Pues le echarían un buen puro los de documentos terrestres ¿no jefe?- dice con sarcasmo Cristinita.
EL director la mira a través del espejo publico con la mirada perdida. Cambia el ángulo de la mirada y queda observándose a si mismo. Se sumerge en el espejo público. Recuerda las calles sucias de Calcuta. Le aparecen en la superficie del espejo los rostros de los rumis indios de un día que paseaba por el mercado del viernes de Calcuta buscando la pista del Dios Bogo y sus sectarios.
  • Ratas, ricas ratas de cloaca del barrio de los ingleses a medio dengo. Tres ratas soperas por medio dengo. Oh hermanos, ratas, ratas. ¡Indias, que me quitan las ratas de las manos!
Danzan para arriba y para abajo, ociosos, perrunos, los aborígenes con la cabeza envuelta con turbantes para que no se les cayera. El calor es insoportable y húmedo. El mercado discurre paralelo a un río muy ancho de aguas de color marrón. De vez en cuando aparece flotando por el río algún cadáver, y se escucha llorar a un grupo de familiares nadando alrededor del muerto muy tristes.
-¿Donde están los seguidores del Dios Bogo? Busco a Bogo, Bogo, así lo llaman, ese es su nombre Bogo,el dios de la fama- Bo-go- grita a los guías indios para que le comprendan. Los guías andan con una sonrisa fija, imperturbable, cosa de raza cómo se cuenta, y también en un estado de nirvana insoportable para un sensato occidental. Le van metiendo los guías en burdeles de niños castrados que ofrecen sus servicios sexuales y secretos por unos dengos a periodistas de España.
-Oh que horror- exclama ante la vista de un niño puto que le sirven. Se coloca un pañuelo en la nariz y lo llama.
Niño Mowgli ven aquí.
El Mowgli se acerca aterrorizado, pero con los típicos destellos de vicio y perversión en la mirada de estos niños malos.
-Vete- ordena al guía que recoge del suelo dos dengos que le tira. EL guía los coge y se los pone en la mano a un niño pobre que abraza. Le hace el niño una mueca de niña al hindú. Se lo lleva de la mano a un cuarto.
El director mira ahora Cristinita. No aguanta su mirada real. Ella silencia y él vuelve a mirar al espejo. Prosigue sus dolorosos recuerdos. Está en el cuarto con Mowgli interrogándolo.
  • ¿Sabes criatura si han sacrificado a algún amiguito tuyo al dios Bogo, el dios de la fama?- Vuelve la mirada a través del espejo hacia Cristinita. Ahora adopta tono de tutor.
  • ¿sabes que en este oficio hay que matar con las palabras, ser cruel y sádico? La violencia es el medio en que vivimos. Si no hay violencia Cristinita, no hay pollo muerto que comer ¿comprendes Cristinita?
La becaria hace un gesto afirmativo. EL director vuelve a sus recuerdos mirándose con repugnancia ante el espejo. Lanza un suspiro y se sumerge más profundo en el espejo. Entra otro tertuliano. Acaba de destrozar la reputación de un vieja invidente desahuciada que ha hablado mal contra el PP en un artículo de la revista de un asilo de monjas. Amenazaba con el bastón de ciega al PP en la portada de la revista: Asilos y monjas. Se mira en el espejo y habla consigo mismo en voz alta el tertuliano:
  • Que hijo pauta soy, no merezco vivir. Soy un puto cerdo.
EL director y Cristinita le dan unas palmadas de consuelo. Comprenden cómo se siente.
Tras decir eso se santigua el tertuliano y sale a plato dispuesto a humillar a un paralítico.
EL director de un programa de Antena tres y un cuarto suspira frente al espejo. No puede dejar de pensar en ese niño de hace más de 15 años que ya ha desaparecido. Piensa en la conducta que tuvo ante su pregunta sobre los sacrificios.
EL niño hace un gesto negativo de que no conoce a ningún amigo sacrificado al Dios Bogo. Mowgli se acerca al director extendiendo sus bracitos con los que le rodea su cuello. Le susurra con su suave voz de castrado:
-Olvida a Bogo, me tienes a mi.
EL director le da un beso en la boca. Recuerda frente al espejo público que se sentía triste, melancólico en esos momentos. Ambos se abrazan y se besan con ternura. Al terminar de hacer el amor recuerda el asco que sintió ante aquella criatura sucia, vulgar, pobre, y humillada. Se pregunto en aquel instante. ¿ No será mejor matarla?
EL niñito queda espatarrado mirándole con cariño. Le hace unas fotos el director. Siente cada vez más asco, una repugnancia que le sube a la garganta y le hace ir al cuarto de baño a vomitar.
UGGGG; UGGGGG- mete la cabeza en el lavabo y vomita grumos blanquinosos y espumarajos verdes líquidos. Levanta la cabeza, frente a él hay un espejo público hindú. Se contempla y sonríe aliviado. Agarra una tubería suelta del cuarto de baño. El niño chilla:
AYYYYY; AYYYYYY, pone sus diminutas manitas en las cabeza para protegerse de los golpes. Entre los dedos del niño brota caudalosa, espesa, roja, caliente: la sangre. El director lo golpea con la tubería cada vez más excitado hasta matarlo. Luego cómo es lógico se sienta junto al niño y lo besa con ternura. Le hace unas cuantas fotos. Junto al cadáver saca una especie de Cristo con la cara tapada que representa para los Indus el dios Bogo o el dios de la fama, la cual se consigue, Oh lector, cómo todos sabemos masacrando a la gente, o saliendo en Antena tres y un cuarto diciendo que has masacrado a la gente de tu pueblo.
  • ¿Se encuentra bien amo?- pregunta Cristinita dándole una palmada en la espalda.
El director de Antena Tres y un Cuarto la mira con los ojos llenos de abundantes lágrimas y hace:
UHHHHHHHHHH, UHHHHHHHHHHHHH.
-Estoy harto de hacer famosos a criminales Cristinita. Estoy harto de insinuar con mis programas a la gente que haga masacres y consuma por encima de sus posibilidades. Tenemos que dejar de hacer esto. Tenemos que decir la verdad.
– Y cual es la verdad director?- pregunta la becaría.
Que los criminales no están en los vídeos de youtube, ni en los programas de mierda de antena tres y un cuarto. Están en la Moncloa, en los bancos, en las universidades, en los juzgados, en las agencias de información. Cristinita, Cristinita, somos escoria. Se refleja del rostro del director en el espejo hasta que se rompe. Un trozo de cristal se le incrusta en el ojo.
-AYYYYY; AYYYYYYY- chilla el animal caminado cómo Polifemo cegado por Ulises.
-¿Quién ha roto el espejo público? ¿Quien ha sido Cristinita? ¿Has sido tú? ¿Por qué?
Cristinita aparece en la escena con una porra antiviolaciones con forma de falo en la mano. Sonríe de una forma extraña y golpea en modo vibración con la porra al director en la cabeza. EL cristal clavado en el ojo le traspasa la cabeza cómo un clavo golpeado por una maza del golpe de la porra. Los dientes le estallan del siguiente porrazo, uno se mete en el escote de Cristinita que lo tira al suelo con asco. Hace girar la porra varias veces hasta darle en la sien de la empieza a salir borbotones sangre mientras va cayendo de forma lenta y pesada poco a poco el director. Pega un suspiro y muere. Cristinita le roba la cartera, sale a la calle. Entra en un bar y pide un café.
Angelillo de Uixó.
Oh hermanos antisistemas, y gentes de buena voluntad, hermanos de los países catalanes y vascos, ( incluida Navarra) perdonar, perdonar, perdonar que vuestro humilde narrador haya caído en la trampa de salir en un asqueroso programa sensacionalista. Perdón, perdón, perdón, siento vergüenza de mi mismo por primera vez en mi vida. Perdón, perdón, perdón. Me dijeron que iban a ayudarme, a hablar bien de mí. Tras hablar conmigo afirmaron que no me veían cómo una mala persona, todo lo contrarío, un ejemplo a seguir para la juventud descarriada española. Me embaucaron con hermosas palabras, Oh hermanos. Yo les creí porqué soy un ingenuo, una persona sin maldad. Siempre mienten. Ayer canal 9 me dijeron si quería actuar cómo en mis vídeos. Oh hermanos, me tratan cómo a un payaso, pero no me importa, lo que me importaría es que hablaran bien de mi o dijeran que les gustan mis escritos. Eso me mataría. Paz y amor a la gente de buena voluntad y si queréis ser buenas personas: No veáis la televisión, leer, pero la prensa nooooooooooooooooooooooooooo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s